Datos prácticos: Lisboa

martes, 28 de marzo de 2017


Han pasado ya unos años de nuestro primer viaje a Portugal. Antes de ir, mucha fue la gente que nos asustó diciéndonos que Lisboa es una ciudad que te encanta o te decepciona. En nuestro caso, nos quedamos con más ganas de Portugal, y por esta razón al año siguiente uno de nosotros viajó hasta Oporto.


Información útil

- Idioma: portugués
- Moneda: euro
- Electricidad: el voltaje es de 220 voltios a 50 Hz, con doble clavija redonda. Es decir, igual que el que usamos en España.
- Diferencia horaria: 1 hora menos que en España. Mismo horario que en Canarias

Programación del viaje

- Día 1: llegada a Lisboa, barrio de Belem
- Día 2: Lisboa
- Día 3: Sintra y Cascais

¿Como llegar?

La mejor opción para llegar a Lisboa es el coche, ya que de esta forma podréis hacer ruta por los lugares más emblemáticos de los alrededores de la ciudad. Sin embargo, si como nos sucedió a nosotros, disponéis de pocos días y Lisboa os cae un poco lejos, el mejor medio de transporte es el avión. Nosotros volamos con la compañía de bajo coste EasyJet desde Madrid, por tan solo 50 euros.


El aeropuerto de Lisboa (aeropuerto de Portela) se encuentra a 7 kilómetros del centro de Lisboa, por lo que es muy fácil llegar por varios medios de transporte. El Aerobus que tiene una frecuencia de 20 minutos, cuesta tan solo 1,40€.

Transporte en Lisboa

Nuestra recomendación para desplazaros por la ciudad, es caminar y descubrir cada uno de los rincones de la ciudad. Sin embargo, podemos entender que en ocasiones puede resultar algo cansado, ya que es una ciudad de cuestas y colinas.

- Autobús: entre las diferentes lineas destaca el Aerobus. con un horario de 7:15 a 20:25. Para moverse por la ciudad, las lineas 5, 25, 28, 44, 708, 750, 759, 782 y 794 os llevan al Parque de las Naciones; y las lineas 28, 714, 727, 729 y 751 os llevarán al barrio de Belem.

- Tranvía: a pesar de su estilo antiguo y descuidado, es la mejor forma para moverse por Lisboa. Destacamos entre todas, la linea nº 28. Un tranvía cuyo interior de madera recuerda a los comienzos del siglo XX.


- Elevadores: la mejor manera de quitarnos de un plumazo las empinadas cuestas que tiene Lisboa. Hay cuatro elevadores a lo largo de la ciudad: Lavra, Gloria, Bica y el mas conocido, el elevador de Santa Justa.



¿Donde duermo?

Lisboa es una ciudad muy barata para alojarse. Nosotros elegimos el hostal Low Cost Rooms, ya que ademas de su económico precio (33€ la noche con cocina), estaba muy bien situado tanto para ir al centro de la ciudad (unos 10 minutos andando), como para ir al aeropuerto.

Que comer

Llegamos a nuestro apartado favorito. La gastronomía portuguesa es digna de disfrutar, sobretodo la sección de los postres...entre todos ellos hay un postre que no os podéis perder por nada del mundo: el pastel de Belem


Su tienda se encuentra en el barrio de Belem, cerca del Monasterio de los Jerónimos. Es fácil de localizar. Simplemente, buscad aquella tienda cuya fila recorre toda la calle. Como curiosidad, solo 3 personas en todo el mundo conoce la receta de estos pasteles tan deliciosos. Así pues, ¡no perdáis la oportunidad de degustar esta delicia!


Lo que menos nos gustó

- Lisboa es una ciudad gris y muy poco cuidada que genera dos sentimientos: o de amor o de rechazo.
- Pobreza: en 2014 cuando la visitamos, Portugal estaba sumida en una profunda crisis económica y eso se reflejaba en el día a día de la ciudad.
- En nuestros dos días en Lisboa, nos ofrecieron 4 o 5 veces droga por la calle. La mañana que fuimos a Sintra, hasta un hombre trajeado nos ofreció droga.

Lo que más nos gustó


- Sintra: muy cerca de Lisboa se encuentra este magnifico paraje. Hay que dedicarle un día de vuestro viaje a recorrerla entera.
- Pasteles de Belem: están deliciosos y por menos de un euro...imprescindibles!!
- Lisboa es una ciudad barata: el transporte, el alojamiento, la comida... sin duda uno de los mejores destinos si tienes un presupuesto ajustado.

Presupuesto



No hay comentarios:

Publicar un comentario