Pueblos con encanto en Castilla y Leon

martes, 7 de febrero de 2017


Castilla y León tiene preciosas ciudades. Segovia, Avila y Salamanca son las que nosotros visitamos durante nuestra ruta. Sin embargo, durante este viaje, queríamos conocer algunos rincones de la comunidad, no tan conocidos por los turistas. Nosotros os los mostramos.

  • Pedraza:


Pedraza es una villa medieval amurallada, localizada a 41 kilómetros de  Segovia. Se trata de un pueblo de pequeño tamaño, pero con una inmensa belleza, donde lo imprescindible es callejear por sus empedradas calles para encontrarte esos rincones tan hermosos que la caracterizan.


Uno de los lugares más emblemáticos de la villa, es su plaza mayor con sus blasones y soportales. Actualmente, las casonas que encontramos rodeándola, son restaurantes para degustar la exquisita gastronomía de la tierra.


¡¡CONSEJO!! Si tenéis oportunidad, os recomendamos que visitéis la villa los dos primeros sábados de julio. Durante estos días, Pedraza se llena de velas (35.000 velas aproximadamente) en sus calles, para ser esta su única iluminación. ¡Todo un espectáculo!

  • Ayllón:

Muy cerca de Pedraza, encontramos esta otra villa declarada Conjunto histórico-artístico de carácter nacional. Al igual que Pedraza, se encuentra en la lista de los pueblos más bonitos de España. Tan solo tenéis que pasear por algunas de sus calles hasta llegar a su plaza mayor, para comprobar cual es la razón de dicha denominación.

  • Granja de San Idelfonso:

Muy cerca de Segovia (a tan solo 11 km), en este pequeño pueblo encontraremos el palacio y los jardines que reciben el mismo nombre. El palacio, una de las residencias de la familia real española, se puede acceder para visitar sus distintas dependencias.


Pero sin duda, lo más fascinante, son sus jardines. Tendréis que dedicarle un buen rato a recorrer sus zonas verdes, y si tenéis la posibilidad, id en el momento en que vayan a encender las fuentes ya que es de lo más bonito de la visita.





  • Bejar:

Municipio situado a 72 kilómetros de Salamanca, cuenta con un casco antiguo digno de admirar. 

Sin embargo, la razón de nuestra visita no fue esta. El propósito de nuestra parada en Bejar, fue descubrir la pequeña villa de El Bosque, un complejo renacentista declarado Bien de Interés Cultural.

  • Piedrahita:

Se trata de un municipio de la provincia de Avila. En esta villa podemos encontrar el palacio de los Alba, el cual alberga un centro de enseñanza en la actualidad.


Sin embargo, el principal motivo de la visita a Piedrahita, es la práctica de vuelo libre y montañismo, hasta tal punto que en 2011 fue celebrado aquí el campeonato mundial de parapente.

  • Candelario:

Se trata un precioso municipio de la provincia de Salamanca. Para nosotros, el pueblo más bonito de todos los que vimos en nuestra ruta.
La mejor opción para visitar Candelario, es callejear por todas sus calles, encontrándote con rincones dignos de admirar.


El edificio más sobresaliente de la villa, es su iglesia, sobretodo por el entorno donde se localiza.

  • Peñafiel:

Municipio localizado en la provincia de Valladolid, es conocido por la popularidad de sus vinos y bodegas. Antiguamente, Peñafiel se encontraba rodeada de una muralla, la cual ha ido desapareciendo con el paso de los años. No obstante, aún seguimos disfrutando de su castillo coronando la villa.


No nos podemos despedir de Peñafiel, sin admirar la plaza del Coso, la cual fue construida en la Edad Media para los eventos taurinos. Tradición que continúa en el presente.


Somos conscientes que nos quedaron muchos rincones de Castilla y León por descubrir: La Alberca, Mogarraz, y por supuesto muchos otros lugares de la mitad norte de la comunidad autónoma. Pero toda esa zona la tendremos que dejar pendiente para nuestro siguiente roadtrip por Castilla y León. ¡Estamos seguros que repetiremos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario