Palacio de Holyroodhouse, el palacio real escoces

miércoles, 21 de diciembre de 2016


Amanecemos nuestro último día en Edimburgo. Después de tres meses en Escocia, llegó nuestro último día allí. Llega el momento de despedirnos del país de los verdes paisajes y los incontables lagos.

Con las maletas a cuestas, lo primero que hacemos por la mañana, es ir a la estación de autobuses para dejar todo el equipaje en las consignas. Os dejamos los precios por si necesitáis también echar mano de este servicio:
Maleta pequeña: £5. Maleta mediana: £6.5 Maletas grandes: £8 (por cada periodo de 12 horas)
Ahora sí...liberados ya del peso. ¡Comenzamos nuestro ruta!


Muy cerca de la estación de autobuses, encontramos una de las calles comerciales más espectaculares que hemos visto: Princes Street. Las vistas desde aquí al castillo de la ciudad le da un gran encanto a esta calle.
Pero no todo van a ser tiendas en Princes Street. A mitad de calle encontramos un monumento que sobresale del resto de la ciudad: el monumento a Scott. Su exterior está decorada con personajes literarios de sus novelas, pero si no os conformáis solo con esto, podéis subir sus 287 escalones para llegar hasta lo más alto del monumento y disfrutar de las preciosas vistas a la ciudad.


Si seguimos paseando por Princes Street, encontraremos otros puntos de interés como Balmoral Hotel, cuyo reloj de la torre está adelantado 3 minutos para que nadie en la ciudad pierda el tren.


Cruzamos el puente del Norte hacia Old Town. Nuestro propósito es dirigirnos hacia otro de los lugares más turísticos de Edimburgo. Se trata del palacio de Holyroodhouse, la residencia oficial de la familia real en Escocia y el hogar de Maria Estuardo en el S. XVI.


Lo más destacado de la visita es la cámara de María Estuardo donde la reina vivió de 1561 a 1567.
Para finalizar la visita, llegamos a la abadía de Holyrood, la cual actualmente se encuentra en ruinas del S. XII y XIII. Tal vez este hecho, es lo que le da este encanto a la abadía.



Con esta visita, terminamos de ver los lugares más importantes que ver en Edimburgo, pero queremos aprovechar nuestra última tarde en la ciudad.
Así pues, paseamos por las calles de la ciudad vieja hasta llegar a última hora de la tarde al castillo para verlo con la iluminación de la noche.


Con esta bella imagen nos despedimos de Edimburgo, y de nuestros 3 meses en Escocia. Aunque no sin antes decir que volveremos. De eso estamos seguros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario