Valle de Ordesa, la joya del Pirineo

martes, 7 de junio de 2016


No nos hace falta irnos muy lejos para disfrutar de unos días para relajarnos, rodeados de naturaleza y paisajes dignos de admirar durante horas y horas. En Aragón, tenemos que agradecer tener tan cerca el Pirineo donde estos bonitos rincones abundan. En este post os vamos a descubrir una ruta que nos encantó. Sin duda, es una de las más conocidas del Pirineo oscense y una de las más bellas: el valle de Ordesa.

El valle de Ordesa es el segundo parque nacional más antiguo de España. Para llegar hasta el, tendréis que ir hasta Torla, bonito pueblo muy próximo del parque nacional. Si vais en época alta de verano, tendréis que dejar el coche en un parking que se encuentra en el pueblo para coger un autobús que os llevará directamente hasta el punto donde empezaréis vuestra ruta elegida. Los autobuses funcionan desde las 7:00h hasta las 20:00h, recomendamos que confirméis el calendario y los horarios previamente: 974 486 472


En el parque de Ordesa, tenéis varias rutas para poder hacer, aunque las más conocidas son:
  • La ruta más sencilla y por lo tanto más transitada, lleva hasta la cola de Caballo. La duración de la ruta es aproximadamente 2.5 horas la ida y el mismo tiempo para la vuelta. Esta ruta es sencilla y está adaptada para todo el mundo (niños, personas mayores,..)
  • La ruta más difícil: la senda de los Cazadores. Se trata de una ruta circular de unas 7 horas aproximadamente. 
En nuestro caso, tuvimos que hacer la ruta más sencilla ya que el día anterior llovió bastante y no era muy recomendable hacer la ruta de los cazadores. Ahora mismo, estamos esperando el momento para volvernos a escapar hasta allí y quitarnos el mono de hacer esta otra ruta ya que las vistas desde este sendero son espectaculares.

Bajamos del autobús y el primer punto es la Pradera de Ordesa. En este primer tramo el desnivel es muy pequeño y permite disfrutar de los paisajes. Dividiendo la pradera, esta el Rio Arazas, por el cual pasearemos por su costado hasta llegar a la primera cascada del recorrido, la Cascada de Arripias, donde podréis reponer fuerzas en la fuente, antes de continuar el camino.



Llegados hasta aquí, hay que coger el Desvío de las cascadas, donde la pendiente empieza a aumentar, pero merece la pena ya que las proxima parada sera el Mirador Cascada del Estrecho y la Cascada de la Cueva. Tras una hora de recorrido, es el punto ideal para hacer unas increibles fotos y recargar las pilas para el siguiente tramo.



Comienza el segundo tramo del recorrido, y nos adentramos en el Bosque de hayas. Sin duda es el tramo mas complicado, el recorrido empieza a empinarse, pero hay una gran ventaja, sobretodo si es verano...¡¡Es todo sombra!! La altura de las hayas cubre todo el cielo y estas rodeado de vegetación, sin duda, es fascinante.


Termina el bosque, y de nuevo, salimos a cielo abierto, y nos encontramos con las Gradas de Soaso. El rio escalona el relieve, pudiendo disfrutar a lo largo de un buen tramo de río una sucesión de cascadas y saltos de agua consecutivos. Seguimos la ascension y por fin llegamos a los Llanos de Soaso. Una extensa pradera rodeada por las montañas que cierran el camino, guiandonos hasta el punto final de nuestro recorrido.



Ya estamos llegando al final! El tramo se vuelve llano, incluso con desnivel negativo. Si hay suerte, podemos encontrarnos hasta vacas pastando en la pradera. Al fondo del recorrido, os encontrareis a la gente tumbada, descansando y admirando las vistas... ¡ Estamos en la Cola de Caballo!


El esfuerzo ha merecido la pena y tras 2 horas y media de recorrido, llegamos a la Cola de Caballo. Este salto de agua es la joya del recorrido y el punto final. Merece la pena detenerse en él, y tomar fotografías con calma.


Ahora solo queda volver de nuevo por el mismo recorrido, con la gran ventaja que gran parte del tramo sera cuesta abajo. Tomarlo con calma y disfrutar del paisaje!! :)



No hay comentarios:

Publicar un comentario