Datos prácticos: Budapest

martes, 1 de marzo de 2016


Después de un tiempo pensando que un destino de este año tenía que ser Budapest, por fín nos decidimos a hacerlo realidad. Budapest iba a ser nuestro primer viaje a Europa del Este, y aunque las expectativas de la bella del Danubio eran bastante altas, se cumplieron a la perfección.

Información útil

-   Idioma: húngaro
Moneda: florín húngaro (HUF), cuyo cambio actual está entre 310-320 HUF por euro. Recomendamos cambiar la moneda en las casas de cambio que encontraréis por la ciudad aunque en muchos de los establecimientos aceptan tarjeta de crédito o el pago con euros. Una de las mejores casas de cambio la encontraréis en la plaza Erzsebret ter
- Electricidad: El voltaje es de 230 voltios a 50 Hz, con doble clavija redonda. Es decir, igual que usamos en España.
- Diferencia horaria: Misma hora que en España.
- Guía: aparte de nuestros propios apuntes que nos llevamos siempre a nuestros viajes, usamos también la guía Lonely Planet.

Programación del viaje:

Día 1: llegada, castillo del Buda, crucero en el Danubio
Día 2: Gran Sinagoga, Palacio Real, laberinto del Castillo de Buda, isla Margarita
Día 3: Parlamento, Basílica San Esteban, Plaza de los Héroes, parque de la ciudad, Baños Széchenyi
Día 4: Mercado Nagycsarnok, ciudadela

¿Como llegar?

El viaje lo realizamos con la compañía Ryanair. Salimos desde Madrid el día 13 de enero y volvemos a Barcelona el día 16. La razón por la que decidimos ir y volver a destinos distintos fue el precio. Así pues, por tan solo 43 euros ida y vuelta, no nos lo pensamos mucho para disfrutar de Budapest durante 3 días.


El aeropuerto de Budapest, llamado Ferenc Liszt, se encuentra localizado a 16 km de la ciudad. En la misma terminal donde aterrizamos con el avión encontramos el autobús 200E, el cual nos iba a acercar a la ciudad. Para acceder al bus tendréis que comprar antes los billetes en una máquina que veréis allí mismo.


El viaje dura aproximadamente 30 minutos, bajando en la última parada "Kobanya-Kispest". Desde aquí, tendréis que cruzar al edificio de enfrente para coger la línea de metro que mejor os vaya para llegar al centro de Budapest.

Transporte en Budapest.

En todos los destinos a los que vamos, nuestro medio de transporte por excelencia son nuestros pies. Así es la mejor forma para conocer todos los rincones a los que no llega el metro o el bus.
Sin embargo, si necesitáis coger algún transporte, disponéis de cuatro líneas de metro, autobuses, tranvías,... El precio es económico y no suelen tener mucho tiempo de espera.


¿Donde duermo?

Budapest es una ciudad económica si hablamos de alojamiento. Albergues económicos, habitaciones particulares que salen a muy buen precio y hoteles para los más exquisitos.
Nuestra elección para este viaje fue "Synagogue View Premium Residence" Situado al lado de la Gran Sinagoga, este residencia cuenta con habitaciones con baños privados a precio muy asequibles. Dispone además de conexión a WIFI y cocina compartida. Para nosotros fue todo un acierto alojarnos aquí.


Que comer: 

Si te gusta la carne, Budapest es tu ciudad. Como entrante las sopas calientes te quitaran el frío y los buenos platos de carne o pollo con salsa de paprika te llenaran el estomago. En la zona del Castillo de Buda, elegimos el Restaurante Bistro. Su menú del día por 5€ tiene varias combinaciones posibles de platos, pero también dispone de platos sueltos a buen precio. Cerca de la Opera se encuentra  Frici Papa, sin duda nuestra mejor elección. Comida casera de excelente calidad y a buen precio. Todo un acierto!


Lo que menos nos gustó: 
  • Aunque ir a pasar una tarde a los Baños Szechenyi es totalmente recomendable como os comentaremos después, nos pareció que la organización de los trabajadores fue bastante escasa. Falta de información, más de una hora esperando para que nos pudieran solucionar un problema por la falta de atención de los trabajadores,... menos mal que el baño de después nos permitió olvidarnos de todo.
  • Sabemos que contra el clima no se puede hacer nada, pero llegar a Budapest y que el primer día te empiece a llover... no gusta a nadie.
Lo que más nos gustó: 
  • No os podéis ir de Budapest sin haber pisado uno de sus baños termales. Nosotros disfrutamos de los Baños Szechenyi y a pesar de la organización que os comentábamos antes, fue todo un acierto. Disfrutar de un baño mientras fuera está helando, y además en un escenario así. Es genial!
  • Los Pubs desguace son locales viejos convertidos en bares de moda. ¿A quien no le parece curioso tomarse una buena cerveza sentado en una bañera, en un maletero o junto un enorme dragón? 
  • Alzándose sobre la ciudad, encontramos el Castillo de Buda. destaca el Bastión de los Pescadores, donde las vistas de Pest y su Parlamento son de lo mejor de la ciudad.
  • Cuando llega la noche a Budapest, su imagen cambia por completo. Y es que si la ciudad es bonita de día, de noche es preciosa! Las vistas nocturnas del Parlamento, acompañado del Danubio y sus enormes puentes es una delicia para la vista y para fotografiar como recuerdo de la ciudad.
Presupuesto



3 comentarios:

  1. Oh muchas gracias, voy a Budapest en Agosto, para un festival de música, pero la verdad no tengo ni idea de nada. Gracias por esta mini guía :)

    ResponderEliminar
  2. Sí, definitivamente el Castillo de Buda es de lo que más me gustó de la ciudad también! Pero es que no tiene desperdicio! Es preciosa :-) Y la gente más amable que otros países cercanos (al menos, ha sido mi impresión).

    Samanta Endondesea

    ResponderEliminar
  3. La ida a Budapest fue una de las primera que hice estando en Europa y admito que el idioma hungaro me intimido bastante :-o ya que era totalmente diferente a cualquier idioma de los que hablaba. Y como fue viaje de estudiante comi puras hamburguesas de cadena :( asi que la gastronomia hungara quedara para un segundo viaje :)

    Saludos!

    ResponderEliminar