Brujas, la Venecia del norte

martes, 17 de noviembre de 2015


Si de algo teníamos especial ilusión en nuestro viaje a Bélgica, era de conocer Brujas. Habíamos leído maravillas sobre esta ciudad y las fotos que habíamos visto de aquí, nos recordaban a la bonita Venecia. Así que no podía faltar nuestra visita a esta preciosa ciudad!




A poco más de 90 km, encontramos Brujas, la capital de la región de Flandes Occidental, y desde el año 2000, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
La forma más sencilla y económica de llegar a Brujas, es en tren tal y como os explicamos en el post de datos prácticos. Así, podéis también aprovechar para ver Gante como hicimos nosotros.

Poco más de las 3 de la tarde ya estábamos en Brujas. Teníamos todavía unas cuantas horas para disfrutar de la ciudad (aunque realmente no nos hubiera importado estar bastante más tiempo allí).
La estación de tren de Brujas, se encuentra muy próxima al centro de la ciudad. Tanto es así que justo enfrente de la estación encontraréis un bonito parque llamado Minnewater. No puede haber mejor forma para daros la bienvenida esta preciosa ciudad.
lago del amor con los cisnes.


Atravesando el parque, encontraréis el beaterio o Begijnhof. Lo reconoceréis fácilmente por sus fachadas encaladas alrededor de un pequeño bosque de álamos, aunque cuando nosotros fuimos no estaban en su máximo esplendor.


Muy próximo encontramos el lago del amor donde podréis estar unos minutos observando a los cisnes que habitan aquí.


Llegamos a una plaza en la que encontraréis bastante más movimiento: carros de caballos para pasear a los turistas, tiendas de souvenirs, ... Para nosotros fue un buen momento para hacer una parada y comer un delicioso gofre en una de las pastelerías cercanas. No todo iba a ser andar no?;) Desde aquí, fuimos a Sint Jan-Hospital. Actualmente se trata del Museo Hemlig. Justo al lado de este museo, se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora. Cuando nosotros fuimos estaba en obras, pero no nos impidió ver lo más característico de esta. Su torre de 122 metros de altura, la mas alta de Bélgica.


Os recomendamos que os acerquéis detrás de esta iglesia ya que encontraréis un tranquilo parque donde discurre uno de los canales de Brujas. Un bonito rincón donde descansar.


Continuando junto al canal, pasaréis por varios muelles. El mas importante de ellos es el Muelle del Rosario, uno de los lugares mas fotografiados de Brujas.



Cruzando el puente y siguiendo por una calle llena de tiendas de chocolate y diferentes productos típicos, llegaréis a la Grote Markt, la plaza mas importante de Brujas.
En esta plaza, podemos observar la torre Belfort, donde se puede ascender a lo alto y ver la ciudad desde las alturas. Teniendo en cuenta nuestra experiencia, os recomendamos que no dejéis esta visita para el final del día, ya que os puede pasar como a nosotros y que os quedéis sin poder subir al estar todos los tickets del día vendidos, a pesar de quedar más de 2 horas para el cierre. Nos dio mucha rabia no poder subir, pero así tenemos excusa para volver :)
Además, esta plaza es el lugar ideal para descansar viendo a los artistas callejeros entre los diferentes  edificios que componen la plaza, como el Museo de Brujas o el Provincaal Hof.




A pocos metros se encuentra la segunda plaza más importante de Brujas, la plaza del Burg. En ella se localiza el Ayuntamiento de la ciudad, y la Basílica de la Santa Sangre.


La Basílica de la Santa Sangre, de pequeño tamaño, tiene un interior sorprendente, donde los diferentes dibujos que la adornan no os dejaran indiferentes.
Al fondo, y custodiada por un guardia, se encuentra un pequeño frasco donde se encuentra la mayor reliquia:la sangre de Cristo.
Antes de abandonar la plaza, en el hotel que hace esquina, podéis visitar los subterráneos donde se encuentran restos de la antigua ciudad.




Nuestra ultima parada, aunque alejada del centro de la ciudad, era los tres molinos antiguos que se conservan en Brujas. Es un paseo de unos 15 minutos pero merecen la pena. Rodeados de un verde parque y un canal, es el lugar ideal para disfrutar de la puesta de sol.


Con el sol desapareciendo por el horizonte, decidimos volver a la estación para volver a Bruselas y completar nuestra visita por Bélgica.

4 comentarios:

  1. Siempre había leído y escuchado que Brujas es una visita obligada cuando se viaja a Bruselas. Y tras leer tu entrada y ver tus fotos, queda más que confirmado. Tengo que conocer Brujas :-)

    ResponderEliminar
  2. Todo el mundo habla muy bien de Brujas y yo sin conocerlo.
    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

    ResponderEliminar
  3. Genial... no conozco Brujas, pero todo el munto que ha ido volvió fascinado!!!
    Estará en mi lista de lugares "recomendados"... Además, por lo que cuentas se recorre muy bien a pié. La foto del Parque Minnewater te ha salido muy bonita.
    Gracias por tu post.
    Saludos Viajeros de
    Lilián Viajera

    ResponderEliminar
  4. tengo una ganas locas de ir
    Ya he ido a Venecia, Estocolmo, Amsterdam y Londres ...solo me falta esta Venecia del norte

    ResponderEliminar