Que ver en Santander

martes, 8 de septiembre de 2015


A tan solo 30 km de Santillana del Mar, se encontraba el último destino que íbamos a visitar durante nuestro viaje. Y es que no nos podíamos ir sin visitar la capital cántabra: Santander.
Le península de la Magdalena y su palacio con el mismo nombre, sus playas, su catedral,.. Un buen lugar para despedirse de Cantabria, no creéis?




Partimos de Santillana camino a Santander a primera hora de la mañana con el autobús. Al llegar a la estación, decidimos parar a almorzar antes de empezar nuestra ruta en el Parque de Pereda. Situado frente el puerto, es un lugar de lujo para descansar.


Tras el almuerzo, comenzamos nuestro paseo por el Paseo de Pereda, que va paralelo al mar. El primer edificio que vimos, nos llamo la atención por el enorme arco que tenia. Y este edificio no podía ser otro que la propia sede del Banco Santander. 


Sin abandonar el paseo, llegamos a un conjunto de esculturas de unos niños, jugando en el borde del puerto. Estas esculturas son en recuerdo de los raqueros, jóvenes pobres, que en el siglo XIX, se tiraban al mar para bucear y encontrar monedas o bienes que los viajeros de los barcos tiraban al mar.


No muy lejos, y continuando por el paseo, se llega al Palacete del Embarcadero, donde podéis visitar las diferentes exposiciones que realizan a lo largo del año. En el embarcadero, con un poco de suerte, os podréis encontrar algún barco frente a las diferentes grúas que componen el puerto.



Terminando ya nuestro recorrido por el paseo, os encontrareis con un edificio blanco, de forma un tanto peculiar. Este es el Palacio de Festivales, el teatro mas importante de la ciudad de Santander. Nosotros al verlo, nos dio la sensación que tenía forma de perro tumbado hacia arriba, no os parece?


Nuestra siguiente parada, era el Museo Marítimo de Santander. El Museo esta muy bien, ya que tiene desde fósiles marinos, hasta maquetas de barcos que surcaron los mares. No pudimos hacer fotos en el interior, así que no os lo podemos enseñar, pero os dejamos los horarios de visita:


Para terminar la mañana, llegamos a la península de la Magdalena, que da nombre al Palacio que en él se encuentra: el Palacio de la Magdalena. Rodeado por un enorme parque verde, es el lugar idóneo para pasear, descansar en el césped, o realizar una parada para comer. Este Palacio fue residencia de verano de los reyes


Tuvimos la mala suerte, que en nuestra visita, el acceso al Palacio estaba cerrado por algún evento, aun así, hay un tren que recorre la península rodeando el Palacio. Si tenéis la suerte de que no haya algún rodaje, como la serie Gran Hotel, alguna boda o acontecimiento social, se puede visitar a las 10, 11 y 12, en grupos reducidos por solo 3€. 


Sin abandonar el parque, os recomendamos pasear por el, porque encontrareis dos lugares muy especiales, el monumento a Felix Rodriguez de la Fuente y el monumento a las victimas del terrorismo



Saliendo ya de la península de la Magdalena, se encuentra el museo del Hombre y el Mar. Este museo al aire libre expone tres réplicas de las carabelas que llevaron a Colon hasta América en 1492, la Pinta, la Niña y la Santa Maria. Junto a ellas, una estatua de una sirena soplando una caracola.



Antes de llegar a la playa del Sardinero, en el paseo que acompaña a la costa, hay un enorme edificio de estilo clásico, que destaca sobre los demás, ese es el Gran Casino de Santander.


La playa del Sardinero, bañada por el mar Cantábrico, es de gran longitud y arena bien cuidada y limpia, pero a nuestro gusto, bastante fría para bañarse, y mas con el día nublado como el que tuvimos. Al fondo, se puede observa un faro en la lejanía, este se encuentra en la isla de Mouro.



Dejamos la playa, para adentrarnos por el centro de Santander. Antes de ir a la catedral y el Ayuntamiento, nos pasamos a ver el campo del fútbol y la universidad, que se encuentran en la zona mas alta de la ciudad.
Cuesta abajo por calle muy empinadas, llegamos a la plaza del Ayuntamiento y de ahí, terminamos nuestra visita en la catedral.


La Catedral de Santander fue construida en 1180, sobre ruinas romanas que ocupaban el cerro de Somorroso. No fue hasta 1754 cuando adquirió la denominación de Catedral. Su interior es sobrio por lo que no llama demasiado la atención, pero podéis bajar al sótano donde se conservan las ruinas del asentamiento romano.



Y aquí termina nuestra visita a la capital de Cantabria. Nos quedamos con las ganas de visitar el palacio de la Magdalena y dedicar más horas paseando por sus jardines y por sus tranquilas playas, pero eso tendrá que ser para la próxima ;)

3 comentarios:

  1. Qué bonito Santander... Hace años que no voy y eso que lo tengo muy cerquita...

    ResponderEliminar
  2. Conocí Santander de pequeña y la verdad que no recuerdo nada :-( Tengo que volver porque me encantaría conocer toda la ciudad y sobretodo el Palacio de la Magdalena. Qué chula la sirena. Las fotos son muy bonitas, lástima que estuviese tan nublado, con un cielo azul estarían aún más bonitas

    ResponderEliminar
  3. Que casualidad, ese monumento del parque de pereda me recuerda a uno que esta en una de las plazas de Turin, asi como si fuera una monta~a con figuras en ella. Muy curiosas las esculturas de los raqueros! y la historia detras por supuesto :)

    Saludos!!

    ResponderEliminar