Que ver en Oporto

martes, 29 de septiembre de 2015


Segundo día en Oporto. Después de un día descubriendo la esencia de Oporto a través de sus callejuelas (post aquí), hoy queríamos visitar las zonas turísticas más relevantes de la ciudad. Y es que, hay unos cuantos lugares que no os podéis perder en Oporto.

Como el día anterior, comenzamos nuestro día en la calle do Bonjardim ya que es aquí donde tenemos nuestro alojamiento, tal y como os contamos en el post de datos prácticos.


Nuestra primera parada en el día de hoy, iba a ser la Cámara Municipal de Oporto. Os recomiendo acercaros hasta aquí, sin embargo no hace falta que entréis ya que solo encontraréis una pequeña exposición sin gran relevancia.


Desde aquí, recomendamos ir caminando por la Avenida de los Aliados, avenida repleta de edificios modernistas de principios del siglo XX, entre los que destaca el Ayuntamiento.


Pronto llegamos a la plaza da Liberdade. Estamos ante la plaza más importante de la ciudad ya que comunica el Oporto antiguo y el moderno.
En el centro encontraréis una estatua del rey Pedro IV. Se trata de un monumento de diez metros de altura en el cual el monarca muestra la Carta Constitucional al pueblo.


Como curiosidad, os recomiendo que en esta misma plaza os deis un respiro en el McDonalds. Sí, habéis leído bien, y es que el interior de este restaurante tiene una peculiar decoración modernista digna de mencionaros.


En este momento, llegaba una de las visitas más esperadas por nosotras. Nos dirigíamos a la librería Lello, conocida por la película Harry Potter. Sin embargo, no recomendamos su visita tan solo por este detalle, y es que esta librería está considerada la más bella de Europa.
El exterior ya nos sorprenderá con una edificio de estilo neogótico construido en 1906, aunque lo que realmente llama la atención es su interior con la multitud de detalles antiguos que logran transportarnos cien años atrás.
Sin duda, este lugar tiene una magia especial.


Como curiosidad, os he comentado que esta librería es conocida por Harry Potter. Aunque todos a los que pregunteis suelen pensar que aquí es donde se rodó la película, no es así exactamente, y es que esta librería simplemente sirvió como referencia.


Se acercaba el mediodía y por lo tanto la hora en la que casi todos los lugares turísticos cierran. Así pues, aprovechamos para relajarnos en el parque que alberga el palacio de Cristal.
Aprovechando el camino, nos encontramos con la iglesia das Carmelitas y el Hospital Santo Antonio.


Llegamos a los jardines del palacio de Cristal ubicados en la parte alta de Oporto, para disfrutar de sus vistas privilegiadas y sus agradables paseos.


En los jardines, podréis disfrutar de varias zonas temáticas como por ejemplo el jardín de las plantas aromáticas, el de las plantas medicinales o el jardín de los sentimientos.


Y tanto pasear por estos jardines, nos dio un hambre atroz, así que tocaba buscar donde comer. Finalmente, nuestra elección fue el restaurante cafetería Parte o Prato, localizado en Largo do Prof Abel Salazar, 30. Sin dudarlo, os lo recomiendo ya que la relación calidad-precio fue excelente.



Con los estómagos ya llenos, nos dirigimos  hacia la iglesia y torre de los Clérigos.
La iglesia fue construida entre 1735 y 1748 en estilo barroco. Aunque lo que realmente destaca de ella es su torre al ser la más alta de Portugal. Sus 76 metros de altura y los más de 200 escalones permiten disfrutar de una privilegiada vista panorámica de la ciudad.




Algo que no os podéis dejar de hacer en vuestra visita a Oporto, es degustar una copa de vino. Sin embargo, después de informarnos en varios sitios, no nos recomendaron especialmente la visita a las bodegas, ya que son caras y apenas te dan vino para degustar. Además, en mi caso no me gusta el vino, así que más a mi favor para no pagar el precio de esa entrada. 
Así pues, encontramos muy cerca a la torre de los Clérigos, una tienda donde por solo 1 euro, te daban un vaso de chupito de vino para probar. Tampoco nos queríamos ir sin haber probado el famoso vino de Oporto.
Continuamos rápidamente nuestra ruta, y es que queríamos ver la catedral y el tiempo se nos estaba echando encima.
Callejeando por algunas calles, algunas de ellas no muy recomendables así que tened cuidado!, llegamos a la catedral de la Sé.
La catedral, declarada Monumento Nacional, ha sufrido una gran cantidad de reconstrucciones, y así se puede apreciar ya que presenta diferentes estilos, siendo la mayor parte barroca.
En mi opinión, hay iglesias en Oporto más bonitas que la propia catedral. Sin embargo, la entrada es gratuita por lo que considero que se puede aprovechar y entrar. El claustro, aunque es pagando, es una de las joyas de la catedral ya que está decorado con azulejos que reflejan escenas religiosas.


En el centro de la plaza, veréis una columna, utilizada para colgar a los criminales. Desde este punto además, podréis disfrutar de unas vistas privilegiadas del río Duero.



Para acabar el día que mejor lugar que en la ribera del río Duero. Y es que las vistas desde aquí son espectaculares, ¿no os parece?




2 comentarios:

  1. La Cámara Municipal fue uno de mis edificios favoritos en mi recorrido por Oporto :) y no entre hehe que bueno que mencionas que no vale mucho la pena asi ya no me quedo con la curiosidad!

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Muy buen post, tienes fotos muy chulas :)! Me anoto ideas para saber que ver en Oporto. Es genial que publiques los lugares que visitas con precios y horarios, es una currada.

    Saludos!

    ResponderEliminar