Un paseo por la "City of London"

martes, 28 de julio de 2015


Otro día madrugando, pero nos levantábamos con la misma ilusión que el día anterior. Durante este día íbamos a descubrir la zona de "la City" de Londres y como visita estrella del día, la torre de Londres. ¡Comenzamos!



Empezamos el día dando un paseo por las calles de Londres hasta llegar a la zona conocida como "la City". Hay transporte público que os llevará directamente, pero nosotros preferimos patear. Además de ahorrarnos un dinerillo, pudimos disfrutar de un paseo por la orilla del río Támesis y conocer algunos lugares que no teníamos pensado ver.

Al igual que el día anterior, a las 11 teníamos reservada una visita guiada por esta zona de la ciudad, esta vez con la empresa "Tours gratis por Londres".
Como todavía nos quedaba tiempo, decidimos aprovechar que es gratuito para entrar al museo Tate Modern. Aunque a nosotros no nos gusta mucho el arte moderno, decidimos visitarlo para poder disfrutar de las vistas desde la última planta.




Ya abajo, atravesando el puente del Milenio, llegamos a la famosa catedral de Saint Paul donde nos íbamos a encontrar con nuestro guía que nos iba a acompañar toda la mañana.


Una vez hechas todas las presentaciones, comenzamos la ruta volviendo a cruzar el puente del Milenio para ver el teatro the Shakespeare, atravesar el antiguo Borought Market e impresionarnos por la bonita catedral anglicana Southwark.


Londres es una ciudad de contrastes, y así lo pudimos descubrir viendo el rascacielos The Shard, junto a la estación más antigua de Londres: London Bridge


Llegando por una de las zonas más conocidas de Londres, pudimos ver el HMS Belfast, un museo flotante anclado en medio del río Támesis. En el interior se muestran los distintos aspectos de la vida en altamar durante su participación en la II Guerra Mundial.



En esta misma situación, ya podremos ver un moderno edificio llamado "City Hall", es decir, el ayuntamiento de Londres.


Finalmente, llegamos al famoso Tower Bridge (ojo! no confundir con London Bridge que es otro distinto). Se puede visitar el interior del puente para conocer detalles de su construcción aunque nosotros no vimos imprescindible esta visita.
Al lado del puente podréis ver la torre de Londres, aunque su visita la dejamos para la tarde.


En este punto finalizaba la ruta con nuestro guía y sin darnos cuenta, se había hecho tarde por lo que buscamos un sitio barato para comer...y al final pues nos decantamos por el único sitio que vimos bien de precio, el McDonalds!!

Cuando terminamos de comer, nos dirigimos ya a la Torre de Londres. Se trata de una fortificación construida bajo el reinado de Guillermo I. A lo largo de su historia, ha funcionado como residencia real, arsenal, fortaleza y prisión. Su visita al interior prometía, por lo que antes de volar a Londres, compramos ya las entradas anticipadas y así ahorrarnos la fila que había, que no era poca...



Tened en cuenta que para ver la fortificación, deberéis dedicar de 1 a 2 horas. 
Lo más destacable de su interior, son las joyas de la Corona, compuesta por coronas, espadas y cetros de gran valor tanto material como histórico y religioso.
En su visita, también podréis visitar la torre blanca (el edificio central y más antiguo), el palacio medieval o la capilla de San Pedro y Vincula. 



Podéis comprar las entradas por internet en el siguiente enlace y de esta forma os saldrán más económicas: comprar entradas online. 



Nuestra próxima parada iba a ser en la catedral de Saint Paul. Con el precio de la entrada de la torre de Londres, decidimos entrar a la catedral en horario de misa, al igual que hicimos en la abadía de Westminster el día anterior.

Con sus 110 metros de altura, la catedral de San Pablo es la segunda catedral más grande del mundo, por detrás de la Basílica de San Pedro en Roma. Ha sido reconstruida en varias ocasiones debido al incendio ocurrido en 1666, hasta llegar a convertirse en el impresionante edificio actual.
Si entráis a la catedral, en horario de misa como nosotros, cuando esta finalice podréis dar una vuelta rápida a la catedral. El inconveniente es que no podréis subir a su cúpula.




Cuando salimos, ya estaba atardeciendo. El guía de por la mañana, nos indicó que muy cerca de la catedral, había un centro comercial llamado "One New Change", donde había unas vistas increíbles desde la última planta. Así que dicho y hecho, nos acercamos hasta allí. En la última planta hay una restaurante pero sin problema puedes subir a ver las vistas aún sin consumir nada.


Se estaba haciendo tarde, pero antes de volver al albergue, estuvimos paseando tranquilamente viendo con más detenimiento algunas de las zonas ya vistas por la mañana y disfrutando de la City de Londres iluminada. Sin duda, otra visión distinta de la ciudad.



2 comentarios:

  1. Me hiciste recordar a mi viaje a Londres hace ya algunos años. ¡Qué ciudad tan fascinante! Muy interesante toda la información práctica de precios y demás.

    ResponderEliminar
  2. ¡Información muy completa! ¡Gracias!
    Londres es una de las pocas ciudades que me encantan, a ver si en breve me dejo caer por allá de nuevo :)

    ResponderEliminar