Despidiéndonos de París

jueves, 8 de enero de 2015


Último día en Paris. Por la tarde nos sale el avión de regreso y por lo tanto al mediodia ya tenemos que estar cogiendo el autobús que nos llevará al aeropuerto. El día anterior fue muy bien aprovechado con visitas a la ciudad que nos encantaron "Desde lo alto de la Torre Eiffel" Sin embargo, todavía queremos aprovechar la mañana y decidimos ir por los alrededores de la casa de nuestro amigo, donde nos alojamos.



Empezamos nuestra última ruta en la plaza de la Bastilla. 
Aunque a simple vista, esta plaza no tiene mucho encanto, tiene un gran valor histórico. 
Se trata de un lugar simbólico de la Revolución francesa, situada en el emplazamiento de la antigua fortaleza de la Bastilla, que fue destruida entre el 14 de julio de 1789 y el 14 de julio de 1790. 
Actualmente, podemos encontrar en la plaza una rotonda con una columna en medio. Dicha columna tiene una altura de 46,3 metros. En lo alto de la columna encontramos una escultura de bronce dorado llamada “El Genio de la Libertad”. 


Seguimos paseando por las calles parisinas hasta llegar a la plaza de Vosgos.
Es la plaza más antigua de París y fue construida por orden de Enrique IV, prolongándose las obras de 1605 a 1612. En esta plaza, Enrique II fue herido y muerto.
Fue inaugurada en 1612 y desde entonces, se transformó  en el prototipo de plaza residencial en Europa.


Una vez vista la plaza de Vosgos, continuamos paseando y comprando algunos souvenirs que nos quedaban pendientes, hasta llegar al ayuntamiento de París.
El Ayuntamiento de París o Hôtel de Ville alberga las instituciones del gobierno municipal de París desde 1357. Actualmente se utiliza para múltiples propósitos: aloja la administración de la ciudad, allí tiene su despacho el alcalde de París, y también se utiliza para brindar grandes recepciones,


A pocos minutos del ayuntamiento encontramos un edificio un tanto extravagante debido a sus conductos de aire, tuberías, ascensores y escaleras mecánicas pintadas de colores y que se encuentran en el exterior del edificio.Se trata del centro Pompidou.
Dicho edificio, fue terminado de construir en el año 1977. El atractivo turístico más relevante de este centro, sin duda, es el Museo Nacional de Arte Moderno, que posee unas 100.000 obras de arte, convirtiéndose en una de las colecciones de arte moderno más completas del mundo, junto con el MoMA de Nueva York y la Tate Modern de Londres.




Nosotros no entramos por falta de tiempo y porque el arte moderno no es algo que nos entusiasme mucho. Así pues, después de comernos un delicioso crêpe, marchamos a paso ligero a coger las maletas; tanto pasear se nos había hecho tarde y ya nos corría prisa.
Cogimos el metro sin perder ni un segundo y cuando nos dimos cuenta ya estábamos montados en el autobús que nos llevaba al aeropuerto (ver post Datos prácticos de París) para regresar de unos días increíbles en la ciudad que tantas ganas teníamos de visitar. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario